ENVÍOS Y DEVOLUCIONES GRATIS En nuestra tienda física

Joyas de coral

La misma palabra coral evoca imágenes de los trópicos, palmeras, mar azul y peces de colores. Pero el coral es mucho más que eso. Utilizado durante miles de años para hacer joyas, el coral es conocido por sus distintos colores cálidos y su textura suave y satinada. Cuando se convierte en hermosas joyas, el coral es tan impresionante como cualquier piedra preciosa.

Pero el coral no es como ninguna otra piedra preciosa. De hecho, es una de las sustancias más singulares utilizadas en joyería.

¿Cómo se forma el coral?

Coral es miembro de un pequeño y exclusivo grupo de piedras preciosas conocidas como Piedras preciosas orgánicas. Las piedras preciosas orgánicas se crean a partir de materia viva, como plantas y animales, y no a partir de minerales. Algunos otros ejemplos de piedras preciosas orgánicas incluyen perlas que provienen de ostras y ámbar de resina fósil.

Entonces, ¿qué hace que el coral sea orgánico?

El coral crece en el océano y está formado por millones de minúsculas criaturas marinas conocidas como pólipos de coral.

Estos pólipos construyen sus casas protectoras, duras y similares a conchas secretando carbonato de calcio a su alrededor. Así es como se forman los arrecifes de coral. Con el tiempo, los pólipos mueren en sus hogares y se vuelven parte de la estructura. La próxima generación de pólipos continúa el ciclo, construyendo sus hogares encima de los de la generación anterior de pólipos y contribuyendo al crecimiento del arrecife de coral.

Hay muchos tipos de coral y no todos se utilizan en la creación de joyas.

La preciada variedad que se usa en joyería es la materia ramificada de color naranja, parecida a un cuerno, que crece en los océanos tropicales y subtropicales y se conoce como Corralium rubrum .

El coral se ha utilizado en joyería desde la antigüedad y, al igual que la concha, es uno de los materiales más antiguos utilizados en la creación de joyas y adornos.

¿De qué color es el coral?

Al igual que la aguamarina y la turquesa, el coral es una de las pocas piedras preciosas que especifica un cierto color, refiriéndose a un hermoso color rosado anaranjado. Sin embargo, en realidad, el coral se presenta en una variedad de colores, incluidos el blanco, el rosa, el rojo, el naranja y las raras variedades doradas, azules y negras.

El color de coral más común es el blanco, aunque la variedad utilizada en joyería suele ser de rosa a rojo. Este es conocido como coral precioso o coral rojo y es el más buscado.

Coral es especialmente impresionante para aquellos con tonos de piel cálidos y complementa maravillosamente la piel oscura.

Coral Brillo y Claridad

El coral usado en joyería es a menudo translúcido a opaco en claridad. El coral en su estado natural no es lustroso, pero cuando se pule y encera, muestra un brillo suave y brillante. La calidad del brillo depende de qué tan bien se haya pulido la piedra preciosa y de la preferencia particular del joyero.

A algunos joyeros les gusta trabajar con una pieza de coral de apariencia áspera, mientras que a otros les gusta un pulido con brillo de piedras preciosas minerales.

Corte de coral

La mayor parte del coral está pulido y cortado en cabujón. Rara vez se encontrará con coral facetado porque el coral es una piedra preciosa blanda y no resiste bien los cortes. El coral también se puede tallar en diseños y camafeos intrincados. Tiene una apariencia similar al jade cuando está tallado, con un aspecto sedoso y atractivo que hace que quieras extender la mano y tocarlo.

Elegir joyas de coral

El coral precioso no es una piedra preciosa costosa y se puede encontrar en rangos de precios que se adaptan a todos los presupuestos. Pero si pensabas que el coral solo se usa en joyas casuales económicas, piénsalo de nuevo.

Si bien la piedra en sí no es increíblemente valiosa, encontrará joyas de coral costosas en el mercado a la par de las mejores piedras preciosas. Tenga en cuenta que los materiales utilizados, la artesanía y el diseñador agregan valor al producto final.

Una pieza de joyería de coral agrega un toque de color a cualquier atuendo, ya sea informal o formal. Un poco de coral tiende a recorrer un largo camino ya que el color distintivo llama la atención y llama la atención. Para eventos formales o elegantes, considere un par de aretes colgantes de coral, un anillo de coctel  de coral o un collar llamativo.

Para ambientes más informales, algunas opciones populares son un brazalete con cuentas de coral, un simple colgante de coral en una cadena, tachuelas de coral o un anillo apilable.

Dependiendo de si tu gusto es minimalista o maximalista, puedes elegir una pieza que se adapte a tu estilo y personalidad.

En cuanto al color del metal, encontramos que el coral precioso combina mejor con el oro rosa o amarillo. Los colores cálidos del metal complementan los colores cálidos del coral y crean una suave transición del metal a la piedra preciosa. La combinación de metales plateados y coral le da un aspecto más moderno y elegante, pero la combinación puede ser dura y el coral a menudo se destaca claramente contra la plata.

Si bien el coral generalmente no se trata, a veces se puede teñir para resaltar un color más vivo. El joyero debería poder revelarte esta información.

Cómo limpiar y cuidar el coral

El coral, como todas las piedras preciosas orgánicas, es suave y solo se clasifica en 3-4 en la escala de Mohs. Esto significa que la piedra se puede rayar, dañar e incluso fracturar fácilmente. Se debe tener cuidado para garantizar que las joyas de coral duren mucho tiempo.

Aquí hay algunas precauciones a tomar:

  • Cuando las joyas de coral estén sucias, use un jabón líquido suave y un paño suave o un cepillo de dientes para quitar suavemente la suciedad y la mugre. Evite el uso de detergentes fuertes o cepillos abrasivos, ya que rayarán la superficie y causarán daños. Una vez lavado, secar bien para evitar manchas de agua.
  • No use limpiadores ultrasónicos para limpiar sus joyas de coral. Las intensas vibraciones pueden hacer que el coral se rompa.
  • El coral tiende a desvanecerse con el tiempo, especialmente cuando se expone al calor o fuentes de luz directa. Las joyas de coral deben mantenerse alejadas del calor para proteger su color. Aun así, algo de decoloración y pérdida de color es inevitable.
  • Cuando almacene joyas de coral precioso, asegúrese de que estén secas y guardadas en una bolsa separada o en un joyero forrado de tela . Esto lo protegerá de ser rayado por objetos más duros como otras piedras preciosas y metales.
  • Evite exponer sus joyas de coral a productos químicos domésticos. Esto incluye detergentes, cosméticos, perfumes y spray para el cabello. Al vestirse, siempre agregue sus joyas de coral después de haber aplicado su maquillaje y perfume.
  • Si participa en actividades vigorosas como la jardinería, el senderismo o la natación, quítese las joyas de coral para protegerlas de los impactos.

Si bien estas precauciones pueden parecer mucho trabajo, tenga en cuenta que esto se recomienda para todas las piedras preciosas blandas, como perlas y ópalos, y no solo para el coral.

Simbolismo y significado del coral

Como todas las piedras preciosas utilizadas durante miles de años, el coral ha adquirido propiedades metafísicas, místicas y misteriosas. Muchas culturas tienen diferentes creencias atribuidas al coral, pero el tema común es la protección, la curación, la relajación y la transformación.

Desde la antigüedad, se creía que el coral era una piedra protectora y se usaba como amuleto para protegerse de la negatividad, los malos espíritus y las intenciones. Al igual que el nazar boncugu utilizado en Turquía, el coral se utilizó en Italia para protegerse del mal de ojo. Incluso hoy en día, muchos todavía creen en las propiedades protectoras del coral y usan joyas de coral por este motivo.

Se cree que el coral es una piedra de transformación, paz y relajación. Para aquellos atrapados en pensamientos negativos sobre el pasado, se cree que el coral puede ayudarlos a liberarse y seguir adelante. Aporta una sensación de calma y crea un ambiente de relajación, que recuerda al mar del que es originario.

También se cree que el coral tiene propiedades curativas, especialmente para mujeres y niños. Se cree que ayuda a aliviar los problemas relacionados con los sistemas circulatorio y nervioso, los problemas relacionados con la sangre y el fortalecimiento de la estructura esquelética.

Visita nuestra tienda en Maremia Shop para ver todas nuestras colecciones

PRIMERA COMPRA

10% Dto

0

Tu carrito